La aplicación de marcas viales por extrusión, atenúan considerablemente las condiciones climatológicas adversas, que suelen hacer que los niveles de retrorreflexión se vean dañadas. Esto es debido a que elevan la marca vial por encima del nivel del agua, garantizando además el drenaje de la misma. Asimismo, este sistema proporciona una sensible vibración audible cuando se circula por encima de la marca vial, lo que permite alertarnos ante posibles salidas de la calzada.